La fundación del Instituto Literario, de Tlalpan a Toluca

El Instituto Literario pasó por varios cambios en su historia, desde su fundación hasta la hoy universidad, conoce más sobre sus primero años.
La fundación del Instituto Literario, de Tlalpan a Toluca La fundación del Instituto Literario, de Tlalpan a Toluca La fundación del Instituto Literario, de Tlalpan a Toluca

La Universidad Autónoma ha crecido junto con el Estado de México, desde la fundación como Instituto Literario y su peregrinar a la par de la capital.

Desde la formación de nuestro estado la necesidad de una institución educativa tuvo un particular interés, la cual se volvió urgente al perder el territorio de a Ciudad de México.

Al promulgarse la primera constitución estatal en 1827 se dio un sustento al proyecto, que cristalizó en el Instituto Literario del Estado de México.

¿Cuántas sedes ha tenido el instituto literario?

En total el Instituto ha tenido dos sedes, la primera en Tlalpan, lugar donde residía la capital al momento de su fundación y posteriormente Toluca.

en Tlalpan se ubicó en la Case de las Piedras Miyeras, a cargo del franciscano Fray José de Jesús Villapadierna, teniendo 350 alumnos.

Posteriormente se movió al inmueble de Casa de la Verdad, igualmente en Tlalpan, donde permaneció hasta 1830.

Al moverse la capital el instituto la siguió, esta vez a Toluca, donde desarrolló sus actividades de forma casi ininterrumpida desde 1833, sólo a excepción de las guerras.

Por lo tanto se instaló el instituto en el edificio conocido como Beaterio, siendo el inmueble expropiado aunque estaba en malas condiciones.

En esos años fungió como director el abogado y poeta de origen cubano José María Heredia y Heredia, que a la par de sus funciones docentes fue un activo legislador.

foto vía: fototeca INAH

¿Qué ofrecía el instituto en aquellos años?

El Instituto contaba con dos cátedras, las introductorias y las humanísticas, en las primeras ofertaban:

  • matemáticas
  • dibujo
  • gramática
  • lengua extranjera (ingles o francés)
  • filosofía
  • teología
  • jurisprudencia (civil y canónica)

En cambio, con las humanísticas se formaban a los abogados y funcionarios públicos, estos debían tener amplia cultura por lo que cursaban:

  • Derecho constitucional
  • Derecho público
  • Economía política
  • Náhuatl
  • Historia de la Iglesia
  • Filosofía
  • Geografía
  • Cosmografía
  • Arquitectura
  • Matemáticas
  • Derecho (civil y canónico)

Después de la promulgación de la Ley de instrucción Pública, los planes de estudio se fueron actualizando, el instituto cambiando y evolucionando.

Sirva como mero breviario de la fundación del instituto literario, en cuya historia nos adentraremos nuevamente.

ERFA