El mito del bolillo: ¿En realidad sirve “el pan para el susto”?

¡Clásico mexicano! Después de un susto tu abuela o tu tía te aconseja comer un pedazo de pan, pero ¿sirve un bolillo para curar el miedo?
El mito del bolillo: ¿En realidad sirve “el pan para el susto”? El mito del bolillo: ¿En realidad sirve “el pan para el susto”? El mito del bolillo: ¿En realidad sirve “el pan para el susto”?

El miedo es un estado de ánimo que alguna vez hemos experimentado y que, muy probablemente para enfrentarlo: tu abuelita, tu mamá o alguna tía te han llegado a ofrecer un pan para el susto, y te aseguran que funciona, pero, ¿sirve un bolillo para curar el susto?

Esto es lo que la ciencia tiene que decir del tradicional, y hasta a veces infalible, mito del bolillo.

El “susto” es una manifestación repentina, muy mexicana, del miedo que podemos llegar a tener ante algún peligro, por ejemplo: un temblor, un huracán o hasta un percance vial.

Y, como buenos mexicanos que somos, curar el “susto” en alguien es una tradición, casi obligatoria, a través de un rico y crujiente bolillo.

¿Qué sucede en tu cuerpo cuando tienes miedo?

Cuando te encuentras en una situación de peligro, tu cuerpo puede reaccionar de distintas maneras, pero hay alguna son incluso naturales en la reacción de supervivencia, tales como:

  • Sudor de manos
  • El cuerpo segrega adrenalina y cortisol
  • Ocasionalmente se acorta la respiración
  • Se acelera tu ritmo cardiaco
  • Los músculos se contraen y endurecen
  • Se alteran los niveles de glucosa en la sangre
  • Y como respuesta al estrés, se producen jugos gástricos que pueden causar acidez o náuseas

¿Por qué dan un pedazo de bolillo pa´l susto?

Después de ver todo lo que se ocasiona tu cuerpo, es hora de averiguar que provoca comer un pedazo de bolillo después de tener un gran susto.

Primero, masticar un “pan para el susto” sirve como distractor e igualmente, puede ayudar a mitigar los efectos de lo que haya ocurrido.

También, comer “pan para el susto” ayuda a estabilizar la glucosa y a contrarrestar la sensación de vacío en el estómago.

Además, los carbohidratos y las grasas que contiene el bolillo, inhiben la excesiva producción de ácido gástrico que pueda llegar a generar nuestro organismo.

Vía: Universum. Museo de las Ciencias por la UNAM

Entonces, ¿sirve el pan para el susto?

No queremos que una chancla impacte en nuestra cabeza, por ello, no vamos a contradecir a nuestras abuelas y tías, pero…

Sabemos ahora qué comer “pan para el susto” sirve como apoyo para estabilizar la glucosa en nuestra sangre; además, el pan sirve para distraernos y contrarrestar la sensación de hueco en el estómago.

Sin embargo, ¿Listos?… Estos efectos se pueden conseguir con el consumo de otros alimentos y no necesariamente de un bolillo.

Así qué, ahora sabes que puede ayudarte a calmar después de un sismo o un accidente automovilístico, pero no le digas a tus tías qué sería el mismo efecto, en cualquier otro alimento.

JHG