doña-vero-toluca-edomex-covid-bolillos
Fotografía vía: El Universal

Doña Vero vende bolillos en Toluca para sobrevivir

Doña Vero, tiene casi 80 años, sin embargo, eso no ha sido impedimento para escucharla en las calles del centro de Toluca, con su tradicional grito ¡Bolillos, bolillos! Y obtener dinero para sobrevivir durante el COVID-19.

Lucha interminable

Doña Vero es conocida por muchos locatarios del centro de Toluca, pues antes de la pandemia se le podía observar jalando un carrito y gritando ofreciendo sus pequeños bolillos.

A pesar de que pertenece a la población vulnerable, ella sigue de pie en esta lucha contra el COVID-19, pues a través de la venta del pan es como ella obtiene recursos para poder vivir.

«Mis hijos me apoyan poquito, pero no puedo dejar de trabajar, pues hay muchos gastos y si dejo de trabajar un día, se me acumula todo lo que tengo que pagar», comentó Doña Vero.

Experiencia y gratitud

Algo interesante sobre Doña Vero, es que a sus casi 80 años no se rinde, pues aún se le puede ver caminando por las calles de la Bella Toluca.

En medio de la pandemia, ella sale protegida con cubrebocas y bien abrigada para seguir ofreciendo sus bolillitos A los habitantes y transeúntes del Centro Histórico de Toluca.

«Voy a cumplir 80 años y tengo 30 años vendiendo el bolillito, camino cinco horas diarias y no he dejado de trabajar, pero sí tengo mis cuidados por el COVID-19 «dice Verónica Mañón.

Ventas en declive

A su vez, Doña Vero, comenta que a causa de la pandemia la venta del producto en el centro de Toluca ha decaído un 50 por ciento, pero ella mantiene la fe y lucha por vender todos sus bolillitos.

Ahora se le puede observar acompañada por una de sus nietas, las dos caminan juntas a lado del carrito que contiene 200 bolillos elaborados por ella, por las calles de Toluca, buscando clientes que aún las esperan en el primer cuadro del centro de Toluca.

Prevención y cuidado

Además como toda mujer precavida, la señora Verónica Mañón toma sus precauciones para no enfermar, pues relata:

«Yo tengo mis precauciones, me tomo diario mi jugo de naranja, en la noche mi té y diario me baño. Procuro desinfectar seguido mi casa y mi ropa”

Redacción por: ADL