veneno-alacran-ayuda-a-inhibir-cancer-UNAM
Imagen vía: Gaceta UNAM

Con veneno de alacrán UNAM desarrolla anticancerígeno

 

De acuerdo a información de la Gaceta de la UNAM, el veneno de alacrán rojo es capaz de inhibir la migración de algunas células cancerígenas.

Instituto de Química

Los encargados de hallar este descubrimiento son Científicos pertenecientes al Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ellos fueron los que indicaron y desarrollaron una mutación de la toxina llamada “tamapina” que se encuentra en el veneno de alacrán.

Inhibición de células cancerígenas

El veneno de alacrán tojo de la India, es el encargado de encabezar este proyecto desarrollado por la UNAM, pues los científicos mencionan que con él se podría evitar la metástasis, es decir, la migración de las células cancerígenas.

¿Para qué tipo de cáncer funcionaria?

De acuerdo a la información del sitio oficial de la UNAM, el veneno de alacrán ayudaría en los casos de los siguientes tipos de cáncer:

  • Cáncer de mama
  • De próstata
  • Cáncer de piel

Sin embargo, el hallazgo por parte de la UNAM acerca del veneno de alacrán rojo aún se encuentra en proceso de patente.

Palabras del científico

Así mismo, el investigador encargado del proyecto de la UNAM, Federico del Río Portilla y de igual modo Marlen Mayorga Flores (su estudiante de doctorado) aclararon que la toxina encontrada en el veneno de alacrán de la India es capaz de inhibir la metástasis.

A su vez, el investigador Federico del Río, mencionó que la inhibición de la migración de las células malignas es de un 60 a 70 por ciento.

Por otra parte, Marlen Mayorga, explico que el veneno de alacrán, evita la migración de las células cancerígenas debido a que se inhibe el canal SK evitando el proceso de hiperpolarización.

Por su parte, Federico del Río indicó que los canales iónicos SK3 están asociados a tres tipos de cáncer.

“Sabemos que se generan en cáncer de mama, piel y próstata. Es decir, que esta toxina sería útil cuando las células cancerígenas tengan esos canales, que son el blanco de la mutante de tamapina”.

De igual manera la estudiante de doctorado de la UNAM, Mayorga Flores, realizó una serie de experimentos para determinar si las toxinas del veneno de alacrán, ayudaban a atacar a las células malignas.

«No vimos un efecto citotóxico, pero sí una clara inhibición de la migración de líneas celulares que son altamente metastásicas»

Te puede interesar: Modificaciones al aguinaldo por COVID-19
Cerrará la Librería Ibáñez de Toluca

Siguiente fase

Ahora lo que prosigue es ir a la siguiente fase de investigación como en el caso de cualquier fármaco, es decir, llevar a cabo etapas preclínicas y clínicas para comprobar su funcionamiento.

«Estamos en el punto de mejorarla y de comenzar pruebas en modelos animales en colaboración con investigadores mexicanos», agregaron los científicos de la UNAM.

Redacción por: ADL