Foto: Eduardo Urbina

Relatos de la pandemia: La espera

En esta ocasión te presentamos el último texto seleccionado de la convocatoria «Relatos de la pandemia», cuyo propósito es conocer cómo ha sido nuestra experiencia como toluqueños frente a esta contingencia.

Algunos notaron el cambio de nuestra ciudad y otros, más bien nos mostraron cómo podría cambiar Toluca a partir de la pandemia.

En la entrada de hoy, Victory Raúl nos comparte un texto más íntimo. El autor lo mandó sin título, sin embargo, nosotros le pusimos uno temporal.

La espera

Y bueno, la pandemia llegó tan de repente como tu adiós, ambos venían dando avisos de que sucedería, y yo, como el resto del mundo, no creí lo que era inminente, la soledad y el aislamiento se acercaban como una nube negra sobre todos nosotros, cada quien la iba a vivir de una manera muy particular.

Para algunos fue más difícil que para el resto, para mi sigue siendo insufrible, nos obligaron a permanecer encerrados, entre cuatro paredes, ¿y que haces cuando esos muros están llenos de recuerdos? ¿Cuando tienes que estar en un lugar en el cual no quieres estar?

Sin poder salir al cine o a algún lugar porque todo está cerrado, pareciera que la ciudad sufre igual que yo, triste, con miedo, sin alegrías ni esperanzas, ella, imaginando la noticia de que el semáforo por fin esté en verde para volver a ver a la gente disfrutando los paseos dominicales en los portales, y yo, ilusionado que algún día me llames para vernos.

Foto: Eduardo Urbina

El semáforo ahora está en naranja, es cuestión de esperar un poco más, el teléfono creo que nunca sonará.

La ciudad sin duda tendrá nuevamente su alegría habitual.

Mi alegría tiene un respirador artificial.

Redacción introductoria por MD.