norberto-rivera-recibe-extremauncion
Fotografía vía: Energía hoy

La salud del cardenal Norberto Rivera permanece estable

 

Comunicado oficial

De acuerdo al exvocero del prelado, Hugo Valdemar Romero, el estado de salud del cardenal Norberto Rivera permanece estable después de haber sido hospitalizado debido a COVID-19 el pasado 12 de enero.

Buen estado de salud

Asimismo, Valdemar Romero señaló que el cardenal Norberto Rivera aún se encuentra en recuperación pues está en terapia intensiva, intubado y con sedación. Sin embargo, su saturación de oxígeno ha ido mejorando y también su condición física que es bastante buena.

“Es el cuarto día que satura bien su oxigenación, y todos sus demás signos están bien. El no presenta factores de riesgo, tiene muy buena condición física, no es diabético, no es hipertenso; es un hombre que hace deporte, se cuida”.

Por otra parte, la Arquidiócesis Primada de México comunicó la evolución favorable que el cardenal Norberto Rivera ha presentado durante las últimas semanas.

Sin apoyo de la iglesia

De acuerdo a las declaraciones Hugo Valdemar en una entrevista para La Jornada, el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes había cambiado las pólizas de seguro para poder solventar los gastos médicos de los sacerdotes.

Sin embargo, el servicio médico ofrecido actualmente es “pésimo”, pues de acuerdo al exvocero del prelado no contempla los gastos por COVID-19.

Además, debido a la crisis económica derivada de la pandemia, el seguro médico de los sacerdotes de la Arquidiócesis Primada de México se dejó de pagar, situación que puso en jaque a los diferentes curas que enfermaron durante esa temporada, pues nunca se les avisó la falta de pago, tal es el caso del cardenal Norberto Rivera.

Sin servicio médico

El mismo día que fue internado, el cardenal Norberto Rivera se enteró del vencimiento del seguro y que éste no cubriría la enfermedad causada por el COVID-19.

Aquí habría que señalar que el seguro constaba de dos pagos, y el único que se realizó fue el primer depósito, pues de acuerdo al personal, la póliza había vencido desde septiembre del 2020.

“Por eso tuvo que irse al privado; llegas mal (por el covid), no vas a andar peregrinando. El cardenal tiene el derecho como lo tienen todos los sacerdotes de estar asegurado. Ellos (la Arquidiócesis) cometieron un error al no pagar el seguro, que asuman la responsabilidad”.

Justificaciones o negligencia

Al mismo tiempo, el exvocero indicó que el Arzobispo Aguiar Retes busca justificarse a través de comentarios acerca de que Norberto Rivera prefirió internarse en un hospital privado  y que el no haber avisado sobre el vencimiento del seguro es una “negligencia” que únicamente busca argumentar.

RV MA