Como novela mexicana: Hombre encuentra muñecos en el funeral de sus bebés

Una mujer en Rusia fingió un embarazo y además mató a sus supuestos bebés, el pobre marido se enteró en pleno funeral de la enorme mentira.
Como novela mexicana: Hombre encuentra muñecos en el funeral de sus bebés Como novela mexicana: Hombre encuentra muñecos en el funeral de sus bebés Como novela mexicana: Hombre encuentra muñecos en el funeral de sus bebés

 

Un caso en Rusia causó indignación debido a la mentira que montó una mujer, pues llegó demasiado lejos haciendo creer a su esposo que sus bebés habían muerto y hasta realizó un funeral para “enterrarlos”.

Sin límites ni corazón

Muchos conocemos la típica frase que dice “la realidad supera a la ficción”, sin embargo, Laura Daudov, una mujer en Rusia sobrepasó los límites, pues no se imaginó el alcance que tendría su mentira.

Primeramente hizo creer a su marido que estaba embarazada de gemelos. Por si no fuera poco, también engañó a sus familias y después de los 9 meses que duró su supuesto embarazo, le dijo a su amado esposo y padre de sus “hijos” que los bebés habían muerto por  un “aneurisma de hemorragia cerebral”.

«Vi lo feliz que estaba mi esposo cuando le dije que estaba embarazada. No quería molestarlo y por eso decidí mentirle a él ya nuestros familiares fingiendo el embarazo.» señaló Laura D.

El momento de la verdad

Daud Daudov, víctima del terrible engaño no quiso esperar para darles el último adiós a sus bebés, pues quería que fueran enterrados en el cementerio familiar por lo que el mismo día que recibió la triste noticia de “la supuesta muerte de sus gemelos” quiso realizar el funeral.

Sin embargo, al momento de abrir el ataúd dónde supuestamente estaban los bebés encontró un envoltorio de sabanas, por lo que decidió moverlas para despedirse de sus bebés, lamentablemente una vez que quitó la tela, solo encontró un par de muñecos.

“Abrí la cara del primer bebé y vi que no tenía ojos. ¿Qué era esto? Empecé a abrir la cara del segundo. Lo mismo. Esta era una muñeca… una muñeca”, comentó Daudov para el diario Metro.

Decepción y desconcierto

El pobre hombre no podía creer que era lo que pasaba, incluso llego a pensar que en el hospital se habían robado a sus bebés, por lo que suspendió la ceremonia funeraria y se dirigió a su mujer.

Una vez que el hombre habló con Laura, se enteró de toda la verdad, un acto inimaginable y despiadado.

El caso llegó a oídos de Vladimir Vladimirov, gobernador del territorio de Stavropol, quien aclaró de inmediato que ningún hospital había recibido a la esposa de Daúd.

Redacción ADL.

RV MA