Feminicidios en México: ¿por qué no son lo mismo que un asesinato?

¿Alguna vez te has preguntado por qué un feminicidio no es lo mismo que un asesinato? Al final de cuentas, todos somos humanos y la muerte no
Feminicidios en México: ¿por qué no son lo mismo que un asesinato? Feminicidios en México: ¿por qué no son lo mismo que un asesinato? Feminicidios en México: ¿por qué no son lo mismo que un asesinato?

¿Alguna vez te has preguntado por qué un feminicidio no es lo mismo que un asesinato? Al final de cuentas, todos somos humanos y la muerte no distingue a nadie, ¿o sí?

¿Por qué las feministas exigen atención hacia los feminicidios cuando a los hombres los matan más? Hasta diez veces más… ¿No se supone que buscan igualdad?

El concepto de feminicidio o femicidio suele ser difuso. No todas las mujeres asesinadas son víctimas de feminicidio. Dicho de otra forma, un feminicidio no es el mero hecho de matar a una mujer.

Para que se considere como tal, hay ciertas características muy específicas y varían en cada país.

Cuando se trata de un feminicidio en México, las causas y las formas en las que se perpetúa el asesinato de la mujer son diferentes.

A esto se le llama razones de género y, según el artículo 325 del Código Penal Federal, se presenta en alguna de las siguientes circunstancias:

  1. La víctima presenta signos de violencia sexual de cualquier tipo;
  2. A la víctima se le infligió lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia;
  3. Existen antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima;
  4. Existió entre el activo y la victima una relación sentimental, afectiva o de confianza;
  5. Existen datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima;
  6. La víctima fue incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida;
  7. El cuerpo de la víctima fue expuesto o exhibido en un lugar público.

MITOS Y VERDADES ENTRE EL ASESINATO Y EL FEMINICIDIO

Ahora, si bien es verdad que la cantidad de hombres asesinados es mayor que la de mujeres asesinadas, las circunstancias, el contexto y los agresores son diferentes.

En primer lugar, la mayoría de los asesinatos son perpetuados por hombres y cuando un hombre es asesinado, las causas suelen ser muy diferentes a cuando se asesina a una mujer.

Por poner un ejemplo, en 2018 fueron asesinados 32,765 hombres y 3,752 mujeres. Del porcentaje de hombres, 72 de cada 100 fueron asesinados por arma de fuego, el delito lo realizó una persona desconocida y el motivo principal es el crimen organizado.

Ahora bien, más de la mitad, 6 de cada 10 de las mujeres fueron asesinadas después de haber sido secuestradas, violadas, golpeadas y torturadas. Y en la mayoría de los casos, el delito fue cometido por alguien que tenía una relación con la víctima: sus parejas o exparejas o familia.

Números en Lationamérica

Latinoamérica es la segunda región con índices más altos de violencia hacia la mujer.  El feminicidio es la forma más extrema de violencia contra la mujer y una de las manifestaciones más graves de la discriminación hacia ellas.

De enero a julio de 2020 fueron asesinadas 2,240 mujeres por razones de género. Un promedio de 10.5 casos al día.  Más de 10 mujeres son asesinadas de manera cruel diariamente.

Por eso, hoy 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, es importante aprender sobre las verdaderas razones por las que las mujeres son asesinadas.

Sí, a los hombres los matan más, pero 6 de cada 10 de ellos no son violados por sus exparejas mujeres, ni sus cuerpos son exhibidos para humillarlos.

Necesitamos cambiar nuestros discursos desde el conocimiento real de las cosas y no desde los prejuicios ni el odio.

Podría interesarte: En aumento el número de feminicidios en el Edomex

Redacción MD.