San José Chalmita, tierra de mezcal con denominación de origen

El municipio de Tenancingo es un gran referente del Estado de México por su cercanía con Ixtapan de la Sal y su gastronomía, siendo el Taco de Obispo uno de los platillos favoritos de los mexiquenses, además de la elaboración de nuestra artesanía favorita: El Rebozo.

Poco se conoce sobre la producción del mezcal, sin embargo, es importante resaltar la vocación mezcalera del municipio y su elaboración en San José Chalmita cuya tradición se remonta desde años atrás.

«Quien con mezcaleros anda, a vivir se enseña»

Dentro de Tenancingo existe un pueblo llamado San José Chalmita, en el cual sus pobladores desde hace muchos años se han dedicado a la elaboración del mezcal artesanal. Que contrario a lo que popularmente se conoce, el mezcal no es único de Oaxaca. Realmente se elabora en cualquier lugar del país dónde se siembra el agave, sin embargo por la denominación de origen y por el tipo de planta (variante del maguey o agave), su nombre puede cambiar, siendo quizás el tequila y el sotol de los más famosos.

El mezcal desde hace mucho tiempo ha sido una de las principales fuentes de ingresos para diversos municipios del sur del estado como Malinalco, Ocuilan, Zumpahuacán y Tenancingo. En San José Chalmita habitan cerca de 30 productores del mezcal, los cuáles normalmente recorren distancias muy largas desde sus hogares, hasta el lugar en dónde llevan a cabo su producción.

“Para todo mal mezcal y para todo bien, también…”

El proceso artesanal que realizan hasta la fecha ha sido el mismo que les han enseñado sus generaciones anteriores, como es el caso del señor Simitrio Vargas Millán, un mezcalero muy afamado el cuál aprendió de su cuñado y a su vez, él ha transmitido su conocimiento a sus hijos, pero quién más se ha involucrado es Osvaldo, un joven pedagogo que también se ha dedicado a preservar la tradición del mezcal.

Para conocer San José Chalmita es recomendable visitar por lo menos dos maestros mezcaleros diferentes, ya que el sabor de la bebida puede variar bastante, sin embargo la idea es que puedas elegir el que más te agrade.

Además no olvides vestir fresco y llevar sombrero pues su clima es cálido, el calzado cómodo es primordial y de ser posible se aconseja llevar una buena cámara fotográfica, ya que se obtiene una vista panorámica increíble. También al interior del pueblo se pueden encontrar diversas iglesias muy antiguas que vale la pena conocer para aprovechar la visita.