(Video) Harto de pagar cuota, empleado balea a extorsionador en Nuevo León
Captura de pantalla

(Video) Harto de pagar cuota, empleado balea a extorsionador en Nuevo León

Las extorsiones lamentablemente se han vuelto un tema común en México, donde piden cuotas por «protección» obligatorias y de una gran suma de dinero.

Los negocios en México además de tener la obligación de pagar impuestos, renta y servicios complementarios para su funcionamiento, ahora tienen que pagar «protección».

Este tipo de extorsión regularmente es aplicada por bandas de delincuentes o cárteles que buscan salir beneficiadas a través de amenazas.

(Video) Harto de pagar cuota, empleado balea a extorsionador en Nuevo León
Imagen: Proceso

Regularmente, este tipo de extorsionadores acuden a los negocios amenazando de muerte a los dueños o con hacer daño a sus locales si no les pagan cierta cantidad.

Debido a que son bandas grandes que operan en varios lugares, las cantidades que piden son exorbitantes para poder pagarlas.

Aunado a ello, realmente no tienen por qué estar obligados a pagarlas, pero la vida propia no tiene precio.

(Video) Harto de pagar cuota, empleado balea a extorsionador en Nuevo León
Captura de pantalla

Este video nos muestra un claro ejemplo de la impotencia de los negocios locales al ser extorsionados y donde este empleado se cansó de ser víctima.

Al parecer, el extorsionador llego a exigir su cuota por medio de amenazas, sin embargo, esta vez el empleado estaba preparado.

Impulsado por el enojo, el empleado harto de ser víctima de extorsión decidió balacear al extorsionador en el estado de Nuevo León.

Esto sucedió en un local de venta de pollos en el municipio de Apodaca, Nuevo León, a plena luz del día.

Tras el suceso, elementos de la Guardia Nacional detuvieron al empleado del negocio para llevarlo ante las autoridades competentes.

Te puede interesar: (Video) Incendian estética canina para extorsionar a dueña en CDMX

La población de México nos ha demostrado que está harta de la delincuencia que rige al país sin freno alguno, por lo que prefieren tomar las cartas sobre la mesa.


Fuente: Milenio

Redacción: CMC