El día que Jim Morrison visito las pirámides de Teotihuacán, EdoMéx

El compositor y cantante estadounidense principal del grupo de rock «The Doors», James Douglas Morrison, mejor conocido como Jim Morrison fue un chico con una vida alucinante y extravagante de la década de 1960.

Muchos mexicanos actualmente siguen siendo unos amantes de la música del nacido en Florida, pero no todos saben que a finales de la década de los setena, el famoso cantante estuvo en la ciudad de los dioses de Teotihuacán, una tierra representativa de nuestros antepasados.

No existe historia oficial de los hechos pero, se dice que el promotor Mario Olmos y el cantante Javier Castro, invitaron a The Doors a tocar en la Plaza de Toros México. En aquel entonces, la banda acababa de salir de un pleito en Miami provocado por los legendarios desmanes de su frontman. Ningún promotor quería contratar al grupo, ya que cargaban con un juicio en contra de Jim por exposición indecorosa y en este caso, el concierto en la Ciudad de México era una muy buena oportunidad de seguir cosechando éxitos y fama.

El grupo The Doors estuvo en esa década de los setenta en México para ofrecer un concierto en la Plaza de Toros y en su visita estuvo rondando por las pirámides del pueblo mágico del Estado de México.

Lamentablemente debido a la situación política que había en ese entonces en el país mexicano, no se llevó a cabo el concierto del grupo.

Como lo relata MXCITY, Morrison subió a la Pirámide del Sol donde sintió una inmensa alegría al tocar la cabeza gigante de la serpiente emplumada y toco por un momento en un pequeño lugar llamado “El Forum” que pertenecía a los hermanos Castro.

Aunque eso sí, The Doors tocó en un pequeño lugar llamado El Forum que pertenencia a los hermanos Castro.