Peligrosa jauría de perros acecha la Central de Abasto

La presencia de perros callejeros en la Central de Abasto de Toluca se convirtió en un problema grave, pues la jauría supera los 100 ejemplares, la mayoría con sarna, moquillo u otros padecimientos denunció el presidente de la Mesa Directiva, Jorge Hernández Palma.

Dijo que los animales no llegaron solos, sino los abandonan sus dueños que llegan en automóviles o caminando, los dejan en la calle y se van, por lo que están trabajando en un proyecto para acabar con la fauna nociva, aunque eso no significa que las vayan a dormir o matar sino entregar a albergues para que no siga creciendo el riesgo para los condóminos y los asistentes, porque en algunos casos se han tornado agresivos.

Explicó que a pesar de haber solicitado la ayuda de la Secretaría de Medio Ambiente para que atiendan a través de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem); sin embargo, van por los canes, los esterilizan y los devuelven a las naves.

“Nosotros no queremos matarlos, por principios y porque no es nuestra idea. Pero no podemos continuar con esta cantidad de mascotas que ya en un momento se han tornado agresivas. Están enfermos y son un peligro”, afirmó.

Explicó que para solucionarlo, contrataron una empresa que junto con tres organizaciones animalistas se llevarán a la jauría, pero antes deben esterilizar, vacunar y desparasitar a los perros, “pero eso no asegura que nos deshagamos del problema, porque la gente viene y abandona a los canes, no es reproducción dentro de la central”.

Indicó la importancia de iniciar con una campaña que fomente la tenencia ciudadana de las mascotas, porque incluso tuvieron que desplegar personal en las entradas de la nave, para impedir el ingreso de vehículos o personas con sus perros.

“No podemos tomar una alternativa más drástica que no van con nuestros principios, son animales que les pueden servir a otras personas como mascotas, que verdaderamente sean responsables y los quieran”.

Precisó que no pueden estipular una fecha en la que acaben con la presencia de estos animales, porque si bien estos primeros 100 que van a entregar a los albergues para perros, “por desgracia podría llegar más gente que abandone a las mascotas”.

Nota e imagen de Digital Méx