Talan clandestinamente 400 árboles al día en Ocuilán

La cifra es aproximada, quizá sea poco más, nunca menos, dicen pobladores de la zona conocida como Bosque de Agua, en un punto cercano a San Juan Atzingo, en el Estado de México.

Esta es una de las zonas más peligrosas y deforestadas de la entidad, Hace algunas semanas, el alcalde de Ocuilan, Félix Linares, fue balaceado por presuntos talamontes, luego de las denuncias que hiciera a través de las redes sociales y el pedido de auxilio que hizo a la Federación para que enviara militares a proteger la zona boscosa.

En el país, según datos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), entre 2001 y 2017 se perdieron 3. 2 millones de hectáreas de bosque, lo que equivale al 6 por ciento del terreno forestal del país, de acuerdo con datos del Portal Animal Político.

Según Félix Alberto Linares González, presidente municipal de Ocuilan, donde se ubica San Juan Atzingo, en la zona se talan cada día 400 árboles, 12,000 hectáreas en dos décadas y media entre lo que se tala, las plagas y los incendios.  “Si seguimos así, en tres décadas no habrá bosque”.

Nota e imagen de Quadratin