Mural subacuático de Diego Rivera en el Cárcamo de Chapultepec

Popular

¡Entérate! Van por el CIERRE PERFECTO los Diablos Rojos

Cierre perfecto tiene como objetivo el cuadro escarlata de cara al resto del Apertura 2019  Cierre perfecto es lo que...

Posibles bajas para el Toluca FC en el siguiente torneo

Esta de más evidenciar la mala temporada del equipo del Toluca FC, pero todos no hacemos la misma pregunta,...

Tapete monumental alusivo a Feria del Alfeñique

Con motivo de la tradicional Feria y Festival del Alfeñique Toluca 2019, se llevará a cabo la exposición de...
- Advertisement -
- Advertisement -

«El agua, origen de la vida» es el título de este alucinante mural pintado por Diego Rivera en el Cárcamo de Chapultepec, un joya arquitectónica extraordinaria que cautiva a millones de personas por su majestuosidad.

Esta obra se localiza muy cerca de la ciudad de Toluca, el mural subacuático en el Cárcamo de Chapultepec se encuentra ubicado en la segunda sección del Bosque de Chapultepec, empezando su construcción a mediados del siglo XX, es un complejo hidráulico que se construyó justo al final del recorrido del túnel Atarasquillo, lugar por donde se conducía el río Lerma para abastecer de agua a la Ciudad de México.  

Este edificio cuyo objetivo también es homenajear el agua elemento vital para la vida, fue diseñado por los artistas Ricardo Rivas, Diego Rivera y Ariel Guzik en conjunto con su ingeniero, Eduardo Molina de manera que pudiera reflejarse en él una especie de intervención de arte público, mediante un mural y una fuente que denota el uso del agua en la cultura mexicana.

En este espacio se encuentra el edificio funcional del arquitecto Rivas, la fuente de Tláloc diseñada por Rivera, la Cámara Lambdoma de Ariel Guzik y uno de los murales más espectaculares proyectados por Diego Rivera titulado: «El agua, el origen de la vida»; el mural que se puede apreciar dentro del túnel que conduce a un tanque ubicado en el centro del edificio. Aquí es por donde entraban las aguas provenientes del Sistema Lerma hacia los tanques.

Imagen de: Bosque de Chapultepec

Este conducto tiene ingredientes que se probaron en laboratorios para asegurar la durabilidad de la pintura, ya que correría el agua en él. Tanto el túnel como las cuatro caras del tanque de almacenamiento y el piso fueron pintados, de manera que se puede apreciar una espectacular historia sobre el elemento vital en su totalidad, representado a través de motivos prehispánicos muy al estilo del pintor.

“Un elemento de unión y amalgamamiento entre la máquina que es el edificio y la sociedad humana que lo utiliza”. Expreso Diego Rivera al indicar que se trata de una suma sintética y expresiva de las funciones humanas del agua.

Imagen de: Pinterest

Una de las metáforas que se aprecian en el mural es justamente la parte del suelo, donde se encuentran dibujados microorganismos sobre franjas multicolores que terminan en formas estilizadas, tales como «chalchihuites», mimetizando la representación de cuerpos de agua en los códices prehispánicos.

El proceso evolutivo de los estos, según Rivera, da origen a la vida, formando las especies vegetales y animales de la que botan dos figuras antropomorfas a la izquierda y derecha del tanque que emergen del agua: uno es un hombre de raza negra en el muro sur y una mujer de raza oriental en el norte.

Otra parte importante es exaltar las culturas mexicanas antiguas reconociendo al dios del agua Tláloc, no solo como dios sino como la energía vital, fertilidad, conexión con el origen y camino al más allá de acuerdo a las creencias de nuestros antepasados.

 


Te invitamos a leer la nota completa en: MX CITY

Imágenes de: MXCity

- Advertisement -
- Advertisement -

Lo más reciente

La Fundación UAEMéx invita al evento "México sinfónico" en el Teatro Morelos de Toluca. La cita es el 27 de...
- Advertisement -