Con cadena humana la población y alcalde de Ocuilan piden tregua a talamontes

El alcalde de Ocuilan, Félix Linares, encabezo la marcha contra los talamontes, pidiendo una tregua y una  reunión con ellos «por las buenas», señalo, ya que están haciendo una masacre ambiental en los bosques de la comunidad.

De no asistir al llamado del alcalde, llamo a las 42 comunidades a cerrarles el paso hacia las Lagunas de Zempoala.

“No quiero satanizar a los talamontes, además de que no los quiero hacer famosos. Quiero decirles que no se sientan agredidos, pero saben que hacen mal a la humanidad, pues no son ni animales ni bestias, también son seres humanos”, dijo.

Durante la marcha, el alcalde tomo el micrófono y expreso que había gente vigilando el evento y les pidió reconocer que su actividad es ilícita, además de llamar a los policías a no tener tratos con ellos.

Tras una marcha, el funcionario tomó el micrófono y señaló que estaba seguro que había gente “halconenado” el evento y les pidió reconocer que su actividad es ilícita y mala.

Dio a conocer que el ayuntamiento pretende plantar 500 mil árboles además de los 300 mil que destinarán autoridades federales y estatales, mismas que se plantarán en las tres mil hectáreas reforestadas por la tala que sumadas a otras tres mil devoradas por incendios forestales, sumaron seis mil en este año.

Este es un tema que tiene que resolver la Federación con sus tentáculos que tiene en todos los estados. No estoy en contra de los talamontes pero si de su actividad”.

Aunado a esto, jóvenes y población en general formaron una cadena humana, invitando a revivir los montes y parar la tala clandestina que está terminando con los bosques de Ocuilan.


Te invitamos a leer la nota completa en: El Sol de Toluca