Sanciones por contaminación de ruido en Toluca

A partir de octubre entra en vigor la norma que establece los límites permitidos de nivel sonoro o decibeles para actividades comerciales, de servicios, social cultural o de esparcimiento en Toluca, por lo que quien contamine por ruido se puede hacer acreedor a una multa o sanción.

El cuarto regidor en Toluca, Arturo Chavarría, dijo que ello responde a una adición al artículo 94 del Bando Municipal promulgado el pasado 5 de febrero, la cual se aprobó el 25 de abril y entra en vigor 180 días después.

Lo anterior después de que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México inició las quejas CODHEM/TOL/87/2019 y CODHEM/TOL/91/2019 por el ruido excesivo que generan algunos bares y restaurantes ubicados en la avenida Venustiano Carranza, y dará seguimiento a las acciones del gobierno municipal de Toluca para atender la problemática que afecta la convivencia de la colonia Ciprés.

De esta manera se establecen reglas para quien produzca contaminación por ruido, como son bares, discotecas, farmacias, entre otras, donde la multa puede ir de 10 a 50 Unidades de Medidas de Actualización (UMA), así como la clausura temporal o definitiva.

En entrevista, indicó que el ayuntamiento no contaba con una norma para este problema, el cual fue expuesto por ciudadanos en un cabildo abierto, donde se habló de la contaminación por ruido e inseguridad que provocan los “antros” en la calle Venustiano Carranza.

Explicó que como cuarto regidor propuso las tablas para controlar los decibeles, mismas que fueron aprobadas.

Se aplica para cualquier negocio que contamine con ruido, como son fábricas, talleres, farmacias, restaurantes-bares, discotecas, etc.

Sin embargo, aun cuando en este momento no se aplica esta norma dentro del bando, se puede revisar el estatus de los negocios que alteran la vida de los ciudadanos, pues seguramente son irregulares.

Se debe revisar el estatus jurídico de estos negocios a fin de verificar cuenten con licencia de funcionamiento, lo que implica licencia de alineamiento, licencia de uso de suelo y dictamen único de factibilidad, licencia de construcción o ampliación, entre otros.

Recordó que Venustiano Carranza es una zona habitacional y ha cambiado los usos de suelo, de ahí la importancia de dictamen único de factibilidad.

Deben contar con cuestiones como salidas de emergencia, espacios de estacionamiento, lo que también crea problemas en la zona en cuanto a inseguridad y bloqueo de accesos a las casas.

Consideró se dejó actuar a complacencia de los alcaldes en gestiones pasadas, pues esos negocios son de sus conocidos o propios.

Si bien se puede dar un plazo para que los dueños de los bares que contaminan puedan subsanar las deficiencias que pudieran haber sido omitidas en administraciones anteriores, la realidad es que deben cumplir con la ley al 100%.

Finalmente comentó que seguramente en breve verán resultados, no sólo por las licencias, sino el análisis de todo lo que se ha hecho en Toluca los últimos 30 años, pues es una anarquía total.

Nota disponible en El Sol de Toluca