Ex Convento de San Agustín Acolman

Los frailes agustinos llegaron el 7 de Junio de 1533 a la Ciudad de México. Eran siete ermitaños de San Agustín encabezados por fray Francisco de la Cruz, procedentes de las provincias de Castilla y Andalucía.

Fue la tercera orden religiosa que se asentó en tierras americanas para evangelizar a los naturales, después de los franciscanos y los dominicos.

Los agustinos se distinguieron por mostrar mayor empatía con la capacidad espiritual de los indígenas ya que fueron los primeros en administrarles la Eucaristía, en defender sus derechos humanos y también se convirtieron en los primeros en fundar una escuela de enseñanza católica, al mismo tiempo que lograron desempeñar un gran papel como catedráticos, rectores y teólogos en la Universidad Pontificia de México.

Su labor de evangelización se extendió por diversos municipios del Estado de México en cuáles dejaron joyas de la arquitectura novo hispana, que hasta la fecha continúan de pie, algunas con las trágicas marcas de las persecuciones hacia la iglesia católica, pero pese a estos sucesos, siguen maravillando a fieles y turistas que recorren sus templos y ex conventos.

Tal es el caso del municipio de Acolman, en el cual se declaró como monumento nacional en 1933 al Ex Convento de San Agustín, que está asentado sobre un basamento prehispánico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

❤️🇲🇽🎗#🅰️mor🅿️or〽️éxico‼️🌵🐍🦅

Una publicación compartida de 📲Teotihuacán Expreso Turístico (@teotihuacan_expresotour) el

Sus características arquitectónicas lo han convertido en una muestra de arte refinado y culto; con formas y proporciones prácticamente perfectas, tal y como lo podemos observar desde su portada, que cuenta con finos relieves en cantera rosada.

El ex convento ha sido catalogado dentro del estilo arquitectónico conocido como plateresco, el cual integra tres elementos básicos que son los detalles en gótico, romántico y renacentista. Al interior se pueden encontrar los restos de pinturas murales creadas por los españoles y algunas con ayuda de los indígenas a quienes instruían en este arte.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Un lugar que todos deberían conocer 🖤

Una publicación compartida de Danny! (@danny1097) el

Para llegar, puedes hacerlo desde la Ciudad de México. Hay que tomar la autopista México-Pachuca, entronque vía México-Pirámides, y seguir la desviación hacia Acolman. Otra forma de llegar es por la carretera libre México-Pachuca, desviación Lechería-Texcoco, hasta llegar a Tepexpan, y tomar la carretera libre hacia Acolman. A unos kilómetros, se llega al Templo y ex Convento de Acolman.

Fuente: INAH Estado de México. Ex Convento San Agustín Acolman.  Consultado el16 abril 2019, de INAH Sitio web: https://www.inah.gob.mx/paseos/exacolman/?fbclid=IwAR1BVsR6x1JdopLTnrHZ6xvcqP2mye9S5ICwB-u8Aouv8sib5NFILGXixTQ