tlanchana
tlanchana

La Tlanchana, diosa de la laguna.

La Tlanchana era la diosa que habitaba la laguna de Metepec, su nombre viene del náhuatl: Atl, agua; Tonan, madre y Chane, ser mágico. Actualmente la conocemos con una apariencia de sirena, es decir, de la cintura para arriba  su imagen es la de una mujer y de la cintura para abajo, su cuerpo tiene la forma de cola de pez.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Catador de la buena vida (@yosoychuchomontaudon) el

La Tlanchana original

Sin embargo anteriormente tenía otra imagen; a la llegada de los españoles, los primeros evangelizadores les preguntaron a los matlazincas cuál era la deidad que se veneraba en esta región. Ellos respondieron que era la Tlanchana a la cual describieron originalmente como una deidad que tenía la mitad del cuerpo de mujer, muy bella por cierto y la otra parte del cuerpo era una cola de serpiente acuática, siempre portaba un cinturón del cual colgaban los animales de la laguna.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de “Caramba, Estefanía!” (@caramba.estefania) el

A la Tlanchana también la describieron como una deidad que no era ni buena, ni mala (aunque sí con un carácter temperamental), únicamente se encargaba de mantener el equilibrio ecológico de la región. Específicamente ella se encarga de dar a luz a toda la flora y fauna que habitaba principalmente en la laguna; es decir los peces, patos, ranas, acociles, ajolotes, etcétera. Para dar a luz a sus hijos, lo único que hacía era levantar los brazos y a través de sus axilas emanaba toda la flora y fauna local.

Evidentemente esta descripción horrorizó a los evangelizadores españoles, pues ellos no podían concebir una deidad que tuviera la mitad del cuerpo de mujer porque les recordaba a Eva y la otra parte del cuerpo con cola de serpiente, pues para ellos este animal representaba la maldad, el demonio, el pecado. Mientras que para los naturales de la región representaba la fertilidad, ya que no era la única deidad con estas características pues existía la Coatlicue, Chalchihuitlicue, entre otras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#StreetArt #ArteUrbano #FotoMX #Tlanchana #Metepec #PaseoSanIsidro

Una publicación compartida de (@spiderboy83) el

Cambia su imagen

Sin embargo para comenzar el proceso de evangelización y no quitar de tajo la creencia en la Tlanchana, lo que decidieron fue cambiarle su apariencia a esta deidad.

Así entonces es como surgen sus primeras representaciones con aspecto de sirena, se eligió así por las similitudes que había entre estos seres, además de que la sirena ya era un ser mitológico que se conocía en otros países europeos. Hasta la fecha la mayoría de los artesanos la elaboran así como una sirena, sin embargo aún existen esculturas que la muestran en su forma original, una de ellas la encuentras sobre la calle de Pino Suárez, a la altura de Galerías Metepec.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Altiplano Diseño (@design.altiplano) el

Sobre la Tlanchana existen otras versiones (todas ellas muy diferentes entre sí), las cuales mencionan que tenía la capacidad de cambiar sus extremidades conforme a sus estados de ánimo, pues cuando estaba muy contenta aparecía con una guitarra con la que se ponía a cantar, el sonido que emitía era tan bello que aquellos que lo escuchaban terminaban encantados y en búsqueda de aquel canto las personas terminaban ahogados en la laguna.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ~Erox~ (@erox3525) el

También se dice que cuando salía a buscar hombres para conquistarlos, se ponía piernas de mujer y rondaba el pueblo en búsqueda de algún enamorado. Finalmente cuando se enojaba aparecía con su cola de serpiente la cual se tornaba de un color negro que asustaba a todo aquel que la observara.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

La Tlanchana 💦 #metepec #tlanchana #characterdesign #mermay2018 #mermay

Una publicación compartida de Mariana Ac. (@themarianaac) el

En la actualidad, aún se conocen algunas leyendas que nos hablan sobre esta deidad acerca de su relación con las artesanías, su gusto por conquistar hombres, pero quizás una de las más importantes es la que la relaciona con el volcán Xinántecatl, pero todo lo anterior es tema para otro artículo.