Duende guardián del bosque de Ocuilan, EdoMéx.

En lo profundo de los bosques del municipio de Ocuilan, Estado de México, se encuentra la casa del duende guardián, que según relatan los lugareños, es el protector de los árboles y la fauna del municipio.

Según se cuenta, el pequeño habitante de los bosques de Ocuilan se aparece a los visitantes y a quienes intentan dañar la flora, como en el caso de los talamontes.

De acuerdo con los encargados, en el primer punto de la ruta por el parque se instaló la casa del duende, la cual fue recubierta con esponja y tallada con forma de rostro.

«La gente viene y le deja ofrendas como comida en la creencia de que se la come», comentó uno de los encargados del parque.

La casa de dicho personaje está hecha completamente de madera y se mantiene en lo hondo del bosque, además de ser visitada por los turistas durante todo el año, quienes le dejan todo tipo de ofrendas.

Se cree que ahuyenta a los talamontes y que se puede ver sobre todo en las tardes y noches rondando por el río y entre los árboles.

Desafortunadamente se ha registrado que en los bosques de Ocuilan cada vez hay más talamontes acabando con la belleza de la naturaleza, esperemos que habitantes, autoridades y visitantes del municipio ayuden a este pequeño duende a proteger los arboles del bosque y sigan otorgándonos el placer de respirar y admirar de ellos.


Fuente: http://www.elsoldemexico.com