Xonacatlán, Estado de México; la tierra del peluche

Xonacatlán obtuvo su título de municipio hasta el año de 1870, gracias al esfuerzo de Celso Vicente Hernandez. Es comúnmente conocido por la fabricación de muñecos de peluche, la cual se inició desde hace casi 30 años, cuentan con talleres que cubren demanda a nivel nacional y realizan el 70% de los osos de peluche mexicanos con 500 fabricas dedicadas a este producto.

En el municipio puedes encontrar variedad de figuras de peluche, de animales y caricaturas de todos los tamaños, son los más vendidos. Puedes encontrar figuras de más de metro y medio de altura y a precios accesibles desde 30 hasta 900 pesos.

 “La temporada buena inicia en noviembre por la navidad y reyes, de ahí la actividad se intensifica y pararemos este fin de semana. No tenemos una cantidad fija pero de los gigantes hacemos de 200 a 300 a la semana y los chicos unos 500”, refirió José Alberto Peña, dueño de peluches “Aly Toys”.

Todos los días al menos 10 personas, incluidos él, sus dos hijos, esposa, hermano, y un sobrino, así como algunas trabajadoras; destinan una hora y media en rellenar los modelos más grandes, que tardan el mismo tiempo en confeccionar, cortar y coser. Con una jornada de 12 horas o más, hacen hasta lo imposible por cumplir con sus clientes. “Para terminarlo le ponemos organza, moños, ojos, nariz y bordamos la mayoría de las leyendas, ahora el serigrafiado casi no se usa. Año con año el mercado exige mayor calidad”.

Para el 14 de Febrero el oso Panda y el oso Brandon son los preferidos de los consumidores por su cara tierna y su cuerpo pachoncito, aunque el inconfundible Stitch de la película de Walt Disney de 2002, ha sido una sensación en los últimos meses. En la “tierra del peluche” o “ciudad peluche” como se le conoce a Xonacatlán, un muñeco sale 20 por ciento más barato que en las grandes tiendas. Un precio muy razonable ofrecen por mayoreo, el número 3 de 90 centímetros cuesta 240 pesos y uno de 30 centímetros oscila en 120 pesos.

“A nuestros clientes de todo el año les respetamos el precio, quienes en sus tiendas los venden entre 20 y 50 pesos más caros. Los gigantes están en 600 y 700 pesos pero en tiendas los pueden encontrar hasta en mil 200”. Aunque sus principales clientes son de la capital del país que a su vez distribuye a entidades como Puebla o Tabasco, a Xona llegan de Guadalajara, Guanajuato o Michoacán.

Grandes o pequeños, tiernos y adorables, así es como lucen los miles de osos de peluche que fueron creados para celebrar el Día de San Valentín. Con precios que van desde 240 hasta 700 pesos, según su tamaño, estos ejemplares se han vuelto la principal fuente de ingreso de cientos de familias en el municipio de Xonacatlán.

Corazones rojos, azules, grises y rosas con leyendas como “Te quiero mucho”, “Te amo”, “Mi niña hermosa” y “Felicidades”, son parte de los animales de felpa que de noviembre a la fecha han ido a parar a los exhibidores de decenas de locales ubicados a las afueras de la cabecera municipal sobre la carretera Toluca-Naucalpan, pero principalmente al mercado de Sonora en la Ciudad de México, desde donde distribuyen hacía el resto del país.


Fuente: https://mxcity.mx