Jardín botánico Cosmovitral en Toluca, Estado de México

Estados buscan alianzas para atraer al turismo

El 2020 no ha sido, ni de cerca, un año sencillo. La presente contingencia sanitaria ha provocado diferentes problemas en las actividades económicas, incluido el turismo.

No resulta extraño que el turismo sea una de las actividades económicas más importantes, pues contribuye con el 8.7% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, incluso es la sexta a nivel mundial, con registros de 41.4 millones de visitantes en 2018, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Con una emergencia de esta magnitud, entidades federativas han unido esfuerzos para hacerle frente a esta situación y brindarles garantías tanto a los turistas como a los miles de trabajadores de la industria turística.

Ese es el caso de los estados de Puebla, Hidalgo, Morelos, Tlaxcala, Querétaro, Veracruz, el Estado de México y la Ciudad de México, que hace unos días firmaron un convenio de colaboración con el fin de promover programas y generar acciones turísticas interestatales con el fin de fortalecer la actividad turística en el centro del país.

Fue a través de una ceremonia en Tlaxcala que las entidades involucradas hicieron esta alianza estratégica, con la que se busca detonar el turismo en esta zona geográfica, la cual comparte similitudes en lo que a historia, cultura y gastronomía se refiere, pero que a su vez cada una posee sus propias características y consolidan a México como uno de los países más atractivos para visitar.

Conscientes de que muchas personas tienen ingresos que dependen del sector turístico y la pandemia les ha sido más complicada en comparación a otros sectores, los titulares de las secretarías de Turismo a nivel estatal han hecho esta alianza, la cual busca darle mejoría a esta situación.

Las medidas a tomar

A nivel nacional, la Secretaría de Turismo emitió el lineamiento para la reapertura del sector turístico, con todas las recomendaciones e indicaciones necesarias para cuidar la salud de los turistas a nivel nacional y extranjeros, así como los trabajadores que día a día dependen de estos ingresos.

Entre las principales medidas a seguir se encuentra un plan de limpieza y desinfección por parte de hoteles y empresas que presten servicios, lo cual incluye garantizar el abasto de insumos para el lavado y la desinfección de los establecimientos, que deben ofrecer ventilación de forma natural o mecánica.

Todas las empresas del sector deben ofrecer protocolos específicos de limpieza y desinfección diaria del suelo, paredes, de objetos de contacto y de uso común como lo son sanitarios, regaderas, sillas, barandales, puertas, teléfonos, equipos de cómputo y demás artículos que puedan estar al alcance de turistas, empleados y proveedores.

También se solicita una detección de personal que pueda pertenecer a grupos de riesgo, como lo son los adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con un historial médico que incluya diabetes, hipertensión o enfermedades cardio-respiratorias o que los comprometan inmunológicamente, con el fin de descartar riesgos y garantizar su seguridad en la reapertura turística.

Esto también incluye el aislamiento de trabajadores que hayan dado positivo o hubieran tenido exposición al virus, con un confinamiento de 14 días o el tiempo necesario para su recuperación. Por su parte, el uso de equipo necesario como cubrebocas, caretas o lo que se considere vital deberá ser obligatorio para poder desarrollar la sana distancia.

Los sectores claves

Para fortalecer el turismo en la región centro de México, existen actividades que son importantes y que pueden jugar un papel fundamental para una recuperación económica que tanta falta hace.

Uno de ellos es el cultural, pues México presume ser una región vasta en este aspecto. Entre los principales atractivos que hay podemos decir que la Ciudad de México es la segunda con más museos a nivel mundial, detrás únicamente de Londres, en Inglaterra.

Veracruz es considerada la ciudad colonial más antigua del país, pues aquí fue donde llegaron los españoles en el siglo XVI, en lo que en ese entonces era conocido como Mesoamérica; además de que El Tajín es uno de los sitios arqueológicos más populares del país; Puebla cuenta con una ciudad cosmopolita como capital, mientras que el Estado de México tiene pueblitos mágicos muy pintorescos como Tepotzotlán, recintos icónicos como Teotihuacán, así como paisajes espectaculares de la talla de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl en la zona oriente, además del Nevado de Toluca en la capital mexiquense.

Nevado de Toluca en la capital mexiquense

Muchos de estos lugares son reconocidos a nivel internacional, tal es el caso la zona de Monumentos Históricos y la Sierra Gorda de Querétaro (declarado patrimonio cultural de la UNESCO) o los Canales de Xochimilco en la Ciudad de México y la zona arqueológica de Xochicalco, en Morelos. Son centros que, tan pronto mejoren la situación, esperan recibir números limitados de personas para reactivarse y apoyar a las personas.

Pero además del aspecto cultural, el ámbito lúdico y de diversión son igual de importantes y generan importantes ingresos para el sector. Parques de diversiones, ecoturismo y distracción también forman parte de esta oferta, pues en Veracruz podemos encontrar playas, mientras que en el Estado de México encontramos lagos como Valle de Bravo, en el que se ofrece diversas actividades y relajación de primer mundo.

El turismo de casinos

El turismo de casinos también es indispensable, sobre todo en una industria al alza como la del juego. El portal mejorcasinoonline.mx reporta que en México hay algo más de unos 400 casinos activos en el país, lo que lo coloca en una muy buena posición con respecto a otros competidores de esta clase de visitantes, quienes buscan ocio más allá de la oferta usual.

Turismo de Casinos, el Hipódromo de Las Américas, un espacio donde los visitantes disfrutan de carreras de caballos, a la par de que pueden disfrutar de juegos clásicos como cartas, ruletas y máquinas tragamonedas.

En este caso, podemos decir que la zona centro cuenta con algunos de los mejores casinos del país, incluido el Hipódromo de Las Américas, un espacio donde los visitantes disfrutan de carreras de caballos, a la par de que pueden disfrutar de juegos clásicos como cartas, ruletas y máquinas tragamonedas.

Lo cierto es que todos estos servicios también son importantes para hotelería y el hospedaje, cuyo principal fin es ofrecer un techo a los visitantes, a la par de otros servicios que balanceen muy bien el confort y la relajación.

Todos estos sectores podrán recibir gente en cuanto se dé por terminado el semáforo rojo por época decembrina, el cual terminará el 10 de enero y que, de momento, ha limitado muchas actividades. Una vez pasada esta fecha, el turismo buscará reponerse económicamente, a la par de que siguen las indicaciones sanitarias y miles de familias tratan de recuperarse de esta emergencia.