El-Barrio-de-los-Encuerados-de-Toluca
Foto: Especial

El Barrio de los Encuerados de Toluca

El Barrio de los Encuerados de Toluca

Uno de los barrios de mayor tradición en la capital mexiquense es el de San Sebastián, dedicado al Santo y Mártir del mismo nombre.

En un principio, el templo formó parte de un rancho agropecuario propiedad de una familia vecina de Santa Ana Tlapaltitlán.

TE PUEDE INTERESAR: EL DÍA EN QUE EL DIABLO BAILÓ EN TOLUCA

A San Sebastián se le conoció como el “Barrio de los Encuerados”, a causa de la representación iconográfica del Santo Patrón, San Sebastián.

Debido a que San Sebastián aparece con el torso desnudo y con flechas incrustadas en el cuerpo, además de que una de las actividades principales que se realizaba en el lugar era la «tenería«; es decir, el curtido y procesamiento de pieles de animales para producir artículos como zapatos o bolsas.

San Sebastián forma parte del perímetro del centro de Toluca, a poco más de un kilómetro de la Plaza de los Mártires de la capital mexiquense y pertenece al sistema de barrios y pueblos que dieron origen al Valle de Toluca.

Su nombre por más de tres siglos fue San Sebastián Xalpan o Xalpa, término náhuatl que significa “sobre la arena”. Nombre que se ganó por las minas de ese material que ahí se explotaban para la construcción.

Entre los barrios con los que colindaba San Sebastián destaca el camino que cruza ese terreno y que se dirige al oriente, hacia la hoy Ciudad de México, el cual se conocía como “Camino a México”.

La primer acta documentada, de 1791, es una solicitud de los naturales del barrio de San Sebastián dirigida al gobernador del Estado y Marquesado del Valle, Joaquín Ramírez de Arellano, Marques de Sierra Nevada, para que les conceda licencia para separarse del pueblo de San Juan Bautista; en 1792 le les otorgó ese permiso, así como la orden para la erección formal del pueblo y se ordenó que se realizara la designación de autoridades (oficiales de la República).

La parroquia de San Sebastián Mártir es un templo católico de gran tradición que está localizado al borde poniente de este barrio.

Su origen se remonta al siglo XVII, aunque la construcción que existe actualmente ha sido modificada y ampliada varias veces.

Actualmente el barrio de San Sebastián y el entorno de su iglesia se caracterizan por el tianguis que ahí se establece los sábados y domingos.

El barrio de San Sebastián tiene sus propios personajes, leyendas e historias que han pasado de generación en generación.

Por lo tanto, la iglesia de San Sebastián y el “Barrio de los Encuerados”, constituyen parte fundamental de la historia de Toluca la Bella.

Información: Heidi García